07 julio 2011

Ecstasy unveiled (Larisa Lone)



Libro 04 Ecstasy unveiled

Un demonio esclavizado...

Lore es un demonio seminus al que su oscuro y peligroso amo le ha obligado a trabajar como sicario para él. Ahora, para obtener su libertad y salvar la vida de su hermana, debe ejecutar un último asesinato. Poderoso y cruel, nada ni nadie impedirán que lleve a cabo su última y letal misión.

Un ángel tentado…

Idess, una ángel atada a la Tierra poseedora de un desconocido lado salvaje, ha jurado proteger al humano que ha sido marcado como objetivo de Lore, y está dispuesta a hacer lo que haga falta para frustrar la misión de su apuesto adversario —incluso aunque ello implique dejar de lado su voto de castidad eterno. Pero lo que comienza siendo una simple seducción muy pronto se transforma en una pasión que deja a ambos, ángel y demonio, deseando ardientemente entregarse por completo el uno al otro.

Ahora, desgarrados entre el deber y deseo, Lore e Idess tendrán que unir fuerzas mientras luchan contra la atracción que ambos sienten. Porque un enemigo del pasado ha entrado en escena prometiendo una venganza y destrucción inconcebibles.


En esta quinta entrega (cuarta si no contamos con la antología que sería la anterior a esta novela) de la serie Demonica, nos encontramos a Lore, el cual es el recién descubierto hermano de los protagonistas de los tres primeros libros. Un Seminus, mitad íncubo mitad humano posee el don de quitar y dar vida.

Enlazado por un vínculo de esclavitud, Lore se debe a su maestro, el cual no ha dudado en castigar al seminus por haber fallado en su antigua misión, errando matar a sus medio hermanos. Lore está harto del demonio, de todo el asunto de la esclavitud y cuando su maestro le propone un trato para liberarse de la esclavitud, el seminus no tiene más opción que llevarlo a cabo si quiere recuperar su libertad y evitar que su hermana Sin pague las consecuencias si llega a fallar.

Su nueva misión será matar a aquel que trajo de regreso de la vida y robarle el amuleto, lo cual no debería ser un problema para él, pues no siente demasiada simpatía por él.

Idess es mitad ángel, mitad humana y no puede estar más harta de los humanos, todo en lo que puede pensar es en llevar a cabo su misión y obtener las alas que le permitan volver al cielo con sus hermanos y hermanas. Habiéndole sido encargada la custodia de uno de los Guardianes Elegidos, Kynan, el ángel no dudará en hacer todo lo que esté en su mano para evitar que el demonio que anda tras su custodio se salga con la suya.

Cuando Lore e Idess se encuentran por primera vez, ella acaba en el hospital del Inframundo llevada por el mismo Lore, el cual no deja de preguntarse por qué un ángel está cuidando de un Sigil. A él tampoco le ayuda demasiado el hecho de que sus hermanos se hayan empeñado en pensar que el motivo por el que está tras Kynan es que quiere a Gem para él, y lo amenazan muy efectivamente con lo que podría pasarle si insiste en su empecinamiento sobre el Sigil. De todos modos, Lore tiene una misión y está dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias para llevarla a cabo... aunque tenga que tenga que morir él también.

Así que cuando Idess despierta en el Hospital General del Inframundo y ve que los seminus se han confundido de “asesina”, dará comienzo una trepidante aventura en la que la hermosa ángel pasará de querer matar al seminus para defender a su Kynan, a tener que rescatar a Loren cuando este, inadvertidamente acaba por convertirse en uno de sus protegidos.

Idess no puede creer en su maldita suerte, ahora no solo tiene que evitar que Lore asesine a Kynan, sino que tendrá que descubrir quién es el amo de Lore para rescatar a su nuevo custodio y evitar que lo maten si desea algún día
obtener sus alas e ir al Cielo.

Publicar un comentario en la entrada