05 octubre 2011

Serie El ángel de la noche (Brent Weeks)


Libro 01 El camino de las sombras 
A sus 11 años, Azoth ha aprendido a juzgar a la gente a primera vista; en realidad, le va la vida en ello, pues forma parte de una de las bandas de huérfanos que roban y malviven en las peligrosas calles de la metrópoli de Cenaria. Bandas en las que los pequeños son tiranizados por los mayores, en las que únicamente sobreviven los más fuertes, los más rápidos, los menos inocentes. Su única posibilidad de escapar a la miseria y el miedo constantes es convertirse en aprendiz de asesino. Y no de cualquier asesino, sino del mejor: Durzo Blint. Para ser aceptado por Blint, azoth deberá demostrar que tiene aptitudes para el "oficio" que desea aprender.






Libro 02 Al filo de las sombras 


Las fuerzas de Khalidor han tomado Cenaria mediante un hábil golpe de mano. Nadie se opone a Garoth Ursuul, rey dios de los khalidoranos, salvo el Sa’kagé, la organización criminal que rige los bajos fondos de Cenaria, constituido por pillos, asesinos, maleantes y prostitutas. 

La única esperanza es que Kylar Stern, aprendiz de Durzo, el Ángel de la Noche, acepte asesinar al rey dios. Pero Kylar, tras la muerte de su maestro, abandona el oficio amargo para intentar ser el hombre que su amada Elene quiere que sea.










Libro 03 Mas allá de las sombras
La rebelión del pueblo de Cenaria contra el rey-dios Garoth Ursuul y el imperio de Khalidor ha triunfado. El opresor ha muerto, sus tropas han sido derrotadas, pero a un coste muy alto: el reino entero ha quedado devastado, y Logan Gyre, el legítimo heredero al trono del país, ha tenido que ceder la corona a una de las nobles que encabezó la causa rebelde para apaciguar los ánimos y no desatar una guerra civil en un momento tan precario. En el imperio de Khalidor, ha sido elegido un nuevo gobernante. Tiene un plan, y si lo ejecuta con éxito, nadie jamás podrá arrebatarle el poder. Kylar ya no es el joven aprendiz de asesino, y ha aprendido el elevado precio que hay que pagar por la inmortalidad. Ahora, para salvar a sus amigos debe lograr lo imposible: asesinar a una diosa. Si fracasa, condenará a medio continente; si lo consigue, perderá aquello por lo que le merecía la pena vivir. 
Publicar un comentario en la entrada